Casos reales

Hay muchísimos niños y niñas en España que se siguen haciendo pis en la cama aun y tener una edad en la que ya deberían haber dejado atrás esa etapa. Es una situación que suele quedarse dentro de casa y tratarse con algo de secretismo, por lo que a veces a los padres les da la sensación de ser de los pocos a los que les pasa.

A continuación os presentamos a unos niños y unos padres reales que nos han contado su historia:

Miguel 4 años

“Me gustaría ser mayor del todo pero por las noches aún me hago pipí”

Miguel se siente mayor porque hace tiempo que no lleva pañal de día. Sin embargo no entiende por qué suele mojar la cama casi cada noche, dado que a su edad la mayoría de niños ya no lleva pañal para dormir. Normalmente Miguel se despierta cuando ya se ha hecho pipí y entonces llama a sus padres para que le ayuden a cambiarse el pijama.

Para ayudar a Miguel a superar esta etapa, sus padres le han explicado que hacerse pipí por la noche a su edad es algo que no debe preocuparle y que puede solucionarse. Por ello, le felicitan todas las noches que consigue no mojar la cama.

Como Miguel, al 90% de los niños de entre 4 y 6 años a los que todavía se les escapa el pipí, les ocurre de noche.

Paula 6 años

“Me da mucha vergüenza ir de acampada con el cole”

Paula es una niña presumida y alegre. Aunque a su edad la mayoría de niños ya no moja la cama, a ella a veces aún se le escapa el pipí por la noche. Éste es su primer año de primaria y está muy preocupada porque pronto se irá de acampada con los niños de su clase y no quiere mojar la cama estando fuera de casa.

Para ayudar a que Paula sienta más confianza en sí misma y no lo pase mal yendo de acampada, sus padres le han puesto ropa interior absorbente en la maleta. Así, podrá divertirse con sus compañeros de clase sin preocuparse por si se le escapa el pipí.

Como Paula, el 32% de los niños de entre 4 y 6 años mojan la cama cinco días o más a la semana.

Víctor 8 años

“Me da verguenza despertar a mis padres si se me escapa el pipí por la noche”

Víctor acaba de tener una hermanita pequeña. Antes de que ella naciese, Víctor ya había conseguido controlar el pipí por la noche, pero desde su nacimiento ha vuelto a ocurrirle. Sin embargo ahora, como ya es mayor, le da vergüenza llamar a sus padres cuando moja la cama y por ello cuando esto sucede prefiere cambiarse el pijama él solo.

Para motivar a Víctor y ayudar a que sienta más confianza en sí mismo, sus padres le han propuesto hacer un calendario donde él pueda marcar los días que no se hace pipí. Así, él mismo podrá ver su evolución y será más consciente de sus mejoras.

Ante esta situación, un 52% de los niños como Víctor experimenta algún sentimiento negativo, como vergüenza, culpabilidad, menor autoestima o limitación en su vida social.

Laura 9 años

“No quiero que mis amigas sepan que se me escapa el pipí”

Laura es una niña muy alegre pero, de vez en cuando, se le escapa el pipí por la noche. Como es habitual a esta edad, sus amigas del cole a veces la invitan a dormir a su casa pero Laura nunca acepta su invitación porque tiene mucho miedo a mojar la cama.

Sus padres han pensado que, por su cumpleaños, van a proponerle organizar una fiesta de pijamas con sus amigas en casa. Así le restará importancia al tema y se sentirá más tranquila y segura.

Como a Laura, al 65% de las niñas que todavía se hacen pipí por la noche les afecta mucho o bastante pasar una noche en casa de un amigo.

María 38 años

“No he contado a nadie que mi hija de 6 años aún moja la cama”

María, que es madre de un niño de 3 años y una niña de 6, está preocupada porque su hija Paula sigue mojando la cama y lo pasa mal en esta situación. María quiere ayudarla a superarlo, pero le da vergüenza hablar del tema con amigos o conocidos.

Ahora María ha decidido consultarlo con su pediatra para que le recomiende las medidas más adecuadas a la edad de Paula y conseguir así que vuelva a controlar el pipí por la noche, además de tranquilizarla y reforzar su autoestima.

El 17% de las familias con un niño de entre 7 y 9 años vive esta situación como un secreto de familia.

El 61% de los padres ha consultado a algún profesional, y de éstos el 88% de los casos ha sido el pediatra.

Pedro 37 años

“Mi hijo me despierta casi todas las noches porque se ha hecho pipí en la cama”

Su hijo mayor, Víctor, ha vuelto a mojar la cama después de nacer su hermana pequeña. Aunque el pediatra le ha tranquilizado explicándole que mojar la cama es algo muy habitual en los niños, él se siente preocupado al ver que esta situación afecta mucho a su hijo.

Por eso cuando Víctor se hace pipí, él y su mujer le ayudan a cambiar las sábanas y el pijama restándole importancia a la situación. Además, para animarle y siguiendo los consejos del profesional, han decidido empezar un calendario en el que Víctor irá apuntando los días que consiga no mojar la cama.

Como ellos, el 61% de los padres han consultado con algún profesional la situación, y de estos el 88% de los casos ha sido con el pediatra.